Cómo combatir la depresión invernal: Lámparas SAD

A medida que la luz solar se va reduciendo a una velocidad de 15 minutos por semana en Inglaterra, en España se reduce a 5 minutos. Los españoles no se pueden quejar de poder meter más vitamina D al cuerpo que los que viven en el norte de Europa y es que muchos de nosotros, que vivimos en ciudades de Inglaterra, se nos cae el alma cuando vemos el cielo cubierto de nubes bajas y grises durante semanas.

Tristeza en invierno
La tristeza generada por el cambio al Invierno se puede superar con la lámpara SAD

Trastorno Afectivo Estacional en Inglaterra 


Esto conlleva al desánimo, desgaste, apatía, tristeza y en algunas ocasiones hasta la depresión o lo que podría ser un caso de Seasonal Affective Disease (SAD) o Trastorno Afectivo Estacional (TAD), una enfermedad relacionada con la depresión y falta de luz solar y calor.  Por supuesto que no siempre es debido a la falta de luz solar y calor, y creo  que otras condiciones van ligadas a tener este trastorno del invierno.



Este invierno de 2013 y 2014 será mi tercer invierno en Londres. Llegué al a ciudad en diciembre de 2011 y todo era nuevo para mi, así que lo único que hacia era aprender la nueva cultura y trabajar por lo que ni me di cuenta del invierno. El segundo lo pase bastante mal, me sentía siempre de bajón, tristón, vamos que estaba de capa caída y creo que uno de los motivos era por la falta de luz solar, fue un invierno muy largo y frío e indagué en Internet hasta encontrar algo parecido a la lámpara de la felicidad: La lámpara SAD, SAD porque las iniciales en inglés de ese trastorno coinciden con la palabra triste y a su vez con una característica del mismo. En este tercer invierno que está a punto de comenzar voy a comprar una lámpara de estas a ver que tal es sentir un poquito de sol al día aunque sea artificial. Los precios rondan desde las 50 hasta las 250 libras pero se pueden encontrar más baratas de segunda mano. 

Buscando la luz del Sol



Muchos de los residentes en Londres provienen de países del sur de Europa como España, Italia, Grecia y Portugal y por lo tanto el clima es una factor clave para todos nosotros. Estar en una ciudad inglesa durante 2 semanas de cielo gris y con tan sólo un par de horas de luz durante del día (para los que trabajamos en el interior de edificios) llega a ser muy duro. Por eso cuando llega el otoño e invierno hago mis escapadas escalonadas a España durante los meses de octubre, noviembre y en diciembre para Navidad. Espero combatir la depresión invernal con estos viajecillos y la lámpara mágica. Y es que los alicantinos necesitamos el Sol como las plantas.