Españoles en Inglaterra. Ana, trabaja en las oficinas de un hotel en Londres

Ana Martín, de 26 años aterrizó en Londres en noviembre del 2010 para comenzar una nueva aventura en su vida. Cacereña, Diplomada en Turismo y luchadora nata que ha trabajado duro por lo que ha querido. Estuvimos muy cerca de la bahía de Westminster hablando con ella sobre el mundo laboral. A continuación podréis leer una entrevista sincera y sin tapujos.


Españoles en Inglaterra. Ana en Londres.
Ana con la Torre de Isabel II a sus espaldas


¿Qué es lo que te trajo a Londres?

Todo comenzó hace 3 años cuando todavía estaba en España trabajando en hostelería, en un hotel de 4 estrellas donde encontré mi primer trabajo al terminar la carrera de Turismo en la que me había graduado. Pero después de dos años trabajando allí un chico se cruzó en mi camino y decidí cambiar mi rumbo. Me vine a Londres por él cumpliendo el día 2 de noviembre los tres años que estoy viviendo en Londres.

¿Cómo transcurrieron tus primeros meses en la ciudad? 

Mis primeros meses en la ciudad fueron bastante duros. Partiendo que noviembre era el mes más triste del año debido al tiempo y al cambio de horario me costó mucho adaptarme. Estuve los dos primeros meses de bajón. Hablaba con mi familia todos los días por el maravilloso Skype y pasaba horas y horas contándoles cada tontería que me había pasado debido a la diferencia de la cultura inglesa con la española. A pesar de que hay muchos españolitos por aquí, yo no daba con ninguno de ellos y todos los inconvenientes que tenía eran debidos al shock cultural. Me encontraba muy sola en medio de una ciudad tan grande y abarrotada de gente a pesar de la ayuda de este chico. 

¿Y el tema de buscar un lugar donde dormir cómo fue?

Al llegar a esta ciudad me resulto más fácil el tema de encontrar una habitación donde dormir ya que el chico por el que me había venido me acogió en su casa. Una casa magnifica con cocina, salón, baño y habitación, cada zona de la casa separada una de la otra, no me lo podía creer ya que en Londres hay pisos y pisos, además el precio era asequible, unas 800 £ entre los dos, aunque aparte había que pagar las facturas siendo en total a final de mes unas 100 £ extras. . 

¿Te resulto difícil encontrar trabajo, cómo fue la búsqueda? ¿Cuánto tiempo tardaste en encontrar tu primer trabajo?

Después de la casa, llego el trabajo. Al principio, como la mayoría de la gente, me apunte a una academia a la cual fui solo un mes de los dos que pague, ya que me parecía una pérdida de tiempo estar dando toda la gramática que llevaba dando desde primaria. Al mes de estar aquí, justo en dicha academia, un par de chicas me dijeron que si quería trabajar limpiando oficinas. Yo no podía creerlo, pero tenía que aceptarlo porque de los ahorros que había traído, me quedaba menos de la mitad. Eran dos horas al día, de 5 a 7 de la mañana, no daba para mucho, pero algo de dinero venía siempre bien. Estuve así como 2 meses hasta que encontré mi primer trabajo en Londres en un McDonald’s y en el que aguante un año. De ahí me lleve experiencias muy buenas y muchos palos de los que aprendí mucho. También me lleve unos compañeros geniales y unos jefes maravillosos, y con los que aun sigo en contacto.
Tengo que decir que rechace la posición de ser supervisora, puesto que no era lo que quería, pero me la ofrecieron a los 3 meses de estar allí trabajando. Se comprometían a prepararme y ayudarme a mejorar mi inglés. Tras un año de andanza en el McDonald’s, comiendo todos los días “double cheese burguers”, decidí cambiarlo, más que nada para ampliar el vocabulario. Ya que usando todos los días lo mismo, poco más iba a aprender. Asique, por recomendación que se llama aquí y no “enchufe” entre en uno de los mejores hoteles de 5* del mundo: el Mandarín Oriental Hyde Park. 

Comencé limpiando las habitaciones y a los 3 meses, pude cambiar mi puesto al One Hyde Park, las residencias de lujo privadas más caras de Europa. Básicamente, supervisábamos que todo estuviera reluciente para el día que los dueños llegaran. Un trabajo en el que no hacía completamente nada, por lo que al año también, lo dejé. He de decir que me abrió muchas puertas en el sector de la hostelería. 

¿Qué crees que te aportó el haber trabajado limpiando habitaciones en un hotel de lujo?

Haber trabajado para ese hotel enriqueció mi currículum vitae, aunque tan sólo fuese limpiando habitaciones. Por lo que ahora me encuentro en un hotel de 1019 habitaciones, el Park Plaza Westminster Bridge, en el switchboard. Muchos se preguntaran ¿qué es eso? básicamente lo que hago es atender las llamadas para redirigirlas al departamento correspondiente dentro del hotel y atender las necesidades de los clientes. Lidio con quejas, me chillan por teléfono, me cuelgan, no les entiendo el acento, ¡pero me gusta! Estoy aprendiendo y me abrirá muchas puertas en un futuro. Es una compañía que te valora mucho y aquí se ve claro que todo esfuerzo tiene su recompensa. He conocido personas que con tan solo 5 meses de trabajo aquí les han ofrecido desarrollar su carrera subiéndoles de puesto en un hotel de 1019 habitaciones y de buena reputación. Asique los retos en Londres son el pan de cada día y puede que mañana me toque a mi o a una amiga subir un escalón en nuestras carreras profesionales. 

¿Qué opinas de la ciudad de Londres? 

Londres, es una ciudad de la que me enamore cuando puse mis pies en ella. No deja de sorprenderme porque tienes mil y una cosas para hacer cada día, actividades de pago y gratuitas. Conoces gente de de otros países y de diferentes formas de pensar y te ayuda a abrir la mente. Como bien me dijo un amigo: Londres es la escuela de la vida. Vivir en Londres me ha permitido sobrellevar miedos con grandes esfuerzos y altibajos, pero aquí sigo sin rendirme. Echo mucho de menos España pero no siento que sea el momento de irme. Me queda mucho tiempo y mucha guerra que dar en la capital británica. Y sobre todo mucho que aprender de la gente de la que me rodeo.

¿Qué consejos darías a aquellos españoles que quieren venir a Inglaterra para vivir o trabajar

Un consejo desde aquí para todos los que desean empezar una nueva aventura es tener mucha paciencia, no os apalanquéis en un trabajo por lo bien que podáis estar o lo bien que os traten. Lo que pueda venir después en muchas ocasiones suele ser mejor. 

Y por último, ¿Qué colores te inspira Londres?

Londres es un arcoíris de colores, me inspiran todos los colores según tus ánimos porque al igual que el clima de Londres puede inspirar el rosa por la alegría, sobre todo en verano que la ciudad está muy activa o el negro o gris en invierno, como en el mes de noviembre cuando llegué a esta ciudad.

 ★ ★ ★  

Mil gracias a Ana por su entrevista para Isla Imaginación y la anterior entrevista en la que tuvimos el placer de conocer a Beatriz. Ya sabéis que si queréis participar o contar vuestras experiencias como inmigrantes en Reino Unido podéis escribir a josan.blogs @gmail.com y nos pondremos en contacto contigo. Que tengáis buen fin de semana y ¡hasta el próximo artículo!