El agua de grifo en Londres y otros efectos para la salud

Vivir en Londres puede parecer bonito e incluso cool pero no todo es color de rosa. La capital inglesa disfraza muy bien los efectos negativos hacia la salud del ciudadano bajo oportunidades laborales, diversión y variedad de eventos culturales. ¿Quieres conocer cómo una gran ciudad puede afectar a nuestra salud? ¿Se puede beber el agua de grifo en Londres? ¿Y la calidad del aire?

Agua de Londres
El agua potable de Londres ¿Es buena o mala?


Una ciudad como Londres puede mejorar nuestra calidad de vida en distintos aspectos como en el laboral (hay muchas oportunidades de encontrar lo que buscas), el cultural (puedes encontrar musicales, festivales, conciertos, museos gratis para aburrirte, etc.) y el social. Estos aspectos positivos nos hacen ver de Londres una ciudad moderna, avanzada, acorde con los tiempos y en vanguardia pero no todo lo que reluce es oro.


Existen factores negativos que pueden influir en la salud del ciudadano en Londres, no es para alarmarse porque los residentes los pueden apreciar en su día a día pero cada vez es más necesario tener conciencia de ellos. Entonces ¿Cuáles son?

El agua de Londres ¿se puede beber?

A este líquido tan preciado, sin él no podríamos subsistir, compuesto por hidrógeno y oxígeno hay que añadirle unos cuantos elementos más para obtener el agua que bebemos en la ciudad de Londres. Y es que algunos estudios y según la prensa británica el agua del grifo en la capital británica contiene algo muy sorprendente: trazas de cocaína, restos de ibuprofeno, cafeína y carbamazepine (sustancia utilizada para combatir la epilepsia). 

El agua que utilizamos para ducharnos cada mañana y que bebemos para calmar la sed ha pasado por el cuerpo humano unas cuantas veces (según cuenta la leyenda) y a pesar de eso es reciclada en las depuradoras londinenses para obtener un analísis repleto de sustancias que poco tienen que ver con las 2 partes de hidrógeno y 1 de oxígeno de la que está compuesta el agua. Aún así no os preocupéis porque también dicen que el agua del grifo en esta ciudad es mejor que la embotellada, por si las moscas preferimos beber la embotellada y utilizar crema hidratante para después de la ducha ya que es un agua bastante dura y reseca bastante la piel. 

El aire contaminado de una gran ciudad

¿Os imagináis una ciudad en la tienes que pagar por entrar al centro en coche? Esa ciudad es Londres siendo una de las pocas ciudades europeas en tener una tasa especial para los automóviles que deciden entrar al centro, esta tasa se llama congestion charge y en 2017 cuesta entre 10 y 11.50 libras. Londres cuenta con una de las peores calidades del aire de Europa desde hace unos años y aún así el problema del aire contaminado es uno de los asuntos del que no quieren hablar las autoridades locales. Aún asi existe un portal llamado airText que muestra el mapa de toda la ciudad con los distintos niveles de contaminación y también avisos de alertas. No es para menos tener este tipo de alertas o mapas y es que la ciudad ya ha alcanzó su máximo nivel de contaminación para el resto del año 2017 en tan sólo los primeros 5 días, toda una locura. Ya sabes ¡Ni se te ocurra ir a hacer jogging o footing en las horas puntas!

Contaminación acústica

Una de las cosas que llama la atención cuando visitas Londres es el fuerte chillido de las alarmas de coches patrulla y ambulancias durante casi todo el día, sobre todo si vives en el centro de la ciudad, esto causa estrés e intranquilidad. Otros factores de contaminación acústica son los diferentes ruídos que se generan en la calle siendo la principal fuente el tráfico rodado y como no, las juergas los fines de semana en la que alguna que otra vez participamos :)

Contaminación lumínica

Uno de los rincones favoritos de los turistas es Piccadilly Circus y sus pantallas publicitarias llenas de píxeles pero ¿qué tiene de contaminación lumínica esta ciudad? Todos los letreros de tiendas off license, neones, luces de todos los colores, flashes y por si fuera poco sus típicos autobuses rojos que no son pequeños además de la publicidad en cada rincón con distintos contrastes de formas, colores y luces que al final del día cansan a la vista y generan estrés sin ser conscientes. Lo mejor es ponerse los cascos de música y aislarse de la ciudad cuando vas de camino al trabajo. 

Salubridad: ratas y chinches

A pesar de que Londres es una ciudad aceptablemente limpia existen varios problemas por solucionar como por ejemplo la plaga de ratas que existe debajo de Londres donde dicen haber descubierto una nueva generación de ratas ¡imaginaros cómo pueden ser de grandes! si os dejáis caer por alguna plataforma de estación de metro por la noche en muchas de las ocasiones podéis observar algunos que otros ratoncitos pequeños que en un futuro serán enormes ratas.

Otro de los problemas en una ciudad multicultural son los famosos bedbugs o chinches, aquellos insectos que viven principalmente en los colchones y que se alimentan a base de picotazos, son molestos y pican mucho. Este problema es bastante común en una urbe donde sus ciudadanos cambian de hogar muy a menudo. Un importante consejo es lavar toda la ropa a 90 grados y fumigar la casa o salir por patas en busca de un hogar más limpio si el casero no se preocupa por nada. 

El clima de Londres

¿Para qué engañarnos? Pocos son los días enteros de cielo azul y temperaturas agradables, el tiempo es muy inestable, lo más común es pasarte semanas en invierno con el cielo completo de nubes grises y con tan sólo 40 horas de luz al día, por cierto, si caes en depresión invernal recomendamos tener una lámpara SAD en casa. En primavera y otoño son las lluvias y el frío hasta que llega el verano siendo lo mejor que puede ocurrir porque llegan los 20 grados o 25 de media. ¡Cuando sale un rayo de sol no cabe ni un alfiler en los parques!

Estrés y desestrés

Todo lo comentado anteriormente provoca estrés y es que Londres puede llegar a irritarnos la piel, el oído, la vista, y otros sentidos, sin contar con el estrés que genera el viajar en los transportes londinenses repletos de gente donde a veces es necesario hacer transbordo para alcanzar el lugar de trabajo en hora punta. Pero para eso Londres tiene un buen repertorio de parques públicos como el de Hyde Park o Holland Park por ejemplo, donde dar un paseo y contemplar la naturaleza ayuda a desestresar lo acumulado durante la semana tanto fuera como dentro del trabajo. 

Y después de destapar algunas leyendas y verdades de la ciudad puedes relajarte leyendo un poco más. Te traemos estos 3 artículos: 

Los 10 mejores blogs sobre Londres de la mano de Isla Imaginación
¿No sabes qué hacer? Aquí encontrarás 101 cosas diferentes que hacer en Londres
¿Queréis saber cuál es la ciudad más cara del mundo?